Arirang

Arirang, himno de la nación coreana.

No importa donde se vaya dentro de la península coreana o donde hayan coreanos de ultramar, todos ellos se saben una canción. “Arirang” (아리랑). Esta canción es Patrimonio cultural innmaterial de la Humanidad por la UNESCO. Comúnmente se habla de una canción, pero son varias canciones aunque la versión más común es la llamada “Arirang de Gyeonggi”. Según la versión de Arirang, puede tener desde 600 años hasta 100 años, por lo que es un verdadero himno de la nación coreana. De hecho, ya fue himno de la Corea Unificada en los Juegos Olímpicos de Sydney 2000, Atenas 2004 y en los Juegos Olímpicos de Invierno de Pyeongchang 2018. También se presentaron bajo una única bandera.

Cartel de los juegos masivos “Arirang”.

A los niños se les enseña esta canción desde su infancia. Es común ver conciertos de los jardines de infancia y colegios con los niños tocando esta canción en diversos instrumentos.

Arirang en la cultura popular

En muchos sitios a lo largo de la península se encuentran concursos en los que los participantes cantan esta canción a su estilo, también en los karaokes coreanos se encuentra esta canción.

No solamente se encuentra el Arirang como música, ha tenido una tremenda repercusión cultural a lo largo del tiempo. Los juegos masivos en Pyongyang se llaman “Arirang”, hay un canal de televisión del sur de Corea con el mismo nombre, los exámenes TOPIK de lengua coreana en su parte auditiva siempre se inician con este himno, etc…

Letra

Coreano
Romanización
Traducción
아리랑, 아리랑, 아라리요…
아리랑 고개로 넘어간다.
나를 버리고 가시는 님은
십리도 못가서 발병난다.
청천 하늘엔 잔별도 많고
우리네 가슴엔 희망도 많다
저기 저 산이 백두산이라지
동지 섣달에도 꽃만 핀다
Arirang, Arirang, Arariyo…
Arirang gogaero nomoganda.
Nareul borigo gasinun nimŭn
Simnido motgaso balbbyongnanda.
Cheongchon hanuren janbyoldo manko
Urine gasumen huimangdo manta
Jogi jo sani Baekdusaniraji
Dongji sotdaredo kkotman pinda
Arirang, Arirang, Arariyo…
Cruzando el monte de Arirang.
Querido mío​ que me has dejado aquí
No podrá andar más de diez ri antes de que le duelan sus pies.
Hay, en claros cielos, muchas estrellas
Y en nuestros corazones, hay muchas esperanzas también
En aquella montaña que tú llamas el monte Paektu
Donde los pétalos florecen aún en los días del invierno.